Blog

Comprobante fiscal

La facturación electrónica en México tuvo su origen en el 2004, cuando el Servicio de Administración Tributaria mejor conocido como SAT decidió implementar y establecer dentro de la sociedad el marco legal del Comprobante Fiscal Digital. Para el 2017 el comprobante fiscal ya cumplía con su propósito de regular el consumo y venta de bienes y servicios, cuyos gastos otorgan la capacidad de validar la deducción de esas compras sobre el ISR. 

Dentro de la declaración anual llevada a cabo por el SAT, los individuos tienen que deducir aquellos gastos realizados durante todo el año, este tipo de acción brinda un saldo a favor, registro de salarios y deducciones personales. Un comprobante fiscal registra las operaciones dentro de su sistema y produce estructuradamente información financiera que pasa a ser deducida por las organizaciones contables, donde los datos se integran en un informe financiero. 

¿Qué es un comprobante fiscal?

Cuando se ejecuta el pago de un servicio o se efectúa la compra de diversos bienes, el comprobante fiscal o factura es el documento que se entrega para que se puedan deducir gastos personales, en otras palabras, es la identificación legítima que permite la devolución de IVA de las compras realizadas. 

En algunas ocasiones a este tipo de comprobante se le conoce como factura y es un papel que es emitido de manera electrónica, su presencia es necesaria si se quiere un efecto fiscal a las operaciones con carga tributaria reducida. Las iniciales del Comprobante Fiscal Digital son CFDI y es un concepto que se acostumbra a pedir en cada gasto que se realiza.

Por su parte, el comprobante fiscal al ser un papel de importancia, La Real Academia de la Lengua la define como: “Relación de los objetos o artículos comprendidos en una venta, remesa u otra operación de comercio”. 

Sin embargo, dentro del diccionario contable financiero se establece la siguiente descripción: “El documento donde se fija el importe de la mercancía expedida. En algunos casos sirve, además, como contrato de venta. Sobre la factura se tienen que señalar claramente las partes compradoras y vendedoras, con sus datos de identificación, la relación de los productos de acuerdo con la descripción exacta sobre la que convengan las partes; las cantidades de ventas acordadas, lugar y fecha de expedición, etc”.

¿Para qué sirve un comprobante fiscal?

Un comprobante fiscal es una operación, deducción o acreditamiento que tiene presencia cuando se ha adquirido cierto tipos de bienes o servicios y sirve para que al cliente se le reintegre una devolución del IVA que se ejecuta por transferencia bancaria, en la cuenta del solicitante según se indica cada año dentro del calendario de la Operación Renta.

¿Cómo conseguir un comprobante fiscal?

La manera más sencilla y simple de poder conseguir un comprobante fiscal es llevando a cabo los siguientes pasos, que el mismo Servicio de Administración Tributaria brinda: 

  • Identifica y selecciona el sitio web del SAT e ingresa al menú “Factura electrónica” y después en el icono de “Generar factura”
  • Anota el domicilio fiscal y clave del RFC.
  • Registra el número de folio junto a los siguientes datos: Lugar y fecha de expedición, RFC de la persona a favor de quien se expide y cantidad con descripción clara del servicio.

Importancia de los comprobantes fiscales

El valor principal y por el cual el comprobante fiscal es importante es porqué ayuda a que los gastos personales sean deducibles frente al SAT. Los servicios médicos o las colegiaturas también son deducibles bajo facturas y se tiene la oportunidad de recuperar el monto desembolsado. Asimismo, el nutriólogo, psicólogo o los insumos extras como el pago del internet o de la luz, son valoraciones que también pueden proceder a ser parte de una deducción.

Por lo tanto, al solicitar un comprobante fiscal en cada vínculo comercial que se haga, se asegura una oportunidad para tener una factura que logre desgravar el consumo realizado.

Los requisitos establecidos para conseguir emitir el comprobante que registran las transacciones de bienes o servicios de una entidad a otra, también ayudan a generar requisitos fiscales y que se pueda deducir el importe de acuerdo a las condiciones dentro de las leyes tributarias. De ahí que, cualquier organización que enajene bienes o derechos, o que preste servicios, tiene la obligación de respaldar la operación con un comprobante si así el cliente lo desea. 

En Elan Legal sabemos que el comprobante fiscal es un dato que confiere aspectos importantes a partir de la representación de elementos básicos, por tal motivo te ayudamos a determinar el cálculo correcto de las contribuciones. ¡Contáctanos y resolveremos tus dudas a través de info@elanlegal.com.mx!

La facturación electrónica en México tuvo su origen en el 2004, cuando el Servicio de Administración Tributaria mejor conocido
En la Antigua Roma, tras el fallecimiento de un familiar, las funciones del heredero no solo se limitaban a