Blog

Juicio de amparo

Juicio de amparo

A través del tiempo y desde que se tiene cierto reconocimiento del juicio de amparo se ha celebrado la función de este ejercicio como medio de control constitucional de la actividad de las autoridades estatales. 

Hoy en día el término de juicio de amparo es bien conocido y muy utilizado cuando se habla de una vulneración de derechos o un problema legal, la estructura de este importante medio de control constitucional debe conocerse y formar parte de la cultura jurídica en México ya que los orígenes de este juicio fueron los que brindaron un avance en la protección de los derechos humanos.

El tener cierto conocimiento ya sea como ciudadanos del juicio de amparo o bien, formar parte de un despacho de abogados especialistas nos brinda la confianza de saber que no corremos el riesgo de que nuestros derechos sean vulnerados porque se posee conocimiento del ejercicio de amparo y se sabe la existencia de aquellos derechos humanos que son dictados dentro de la Constitución, que cualquier autoridad tiene la obligación de respetar.

¿Qué es un juicio de amparo?

Se le puede conceder al juicio de amparo la etiqueta de ser un derecho como una garantía

para todos los ciudadanos, por lo que esta seguridad no sólo recae para un sector específico de la sociedad. Este es un medio de defensa que busca dar amparo a aquellos individuos que están atravesando un abuso de autoridad, por lo que dentro de esta garantía se encuentran normas generales que defienden los derechos humanos reconocidos en la Constitución.

¿Cuál es la finalidad de un juicio de amparo?

Al tratarse de una herramienta jurídica que nace con el dictamen en favor de los gobernadores del Estado mexiano, el juicio de amparo tiene el objetivo de “hacer respetar los imperativos constitucionales en beneficio de aquellos” haciendo referencia en las garantías individuales.

Actualmente su finalidad está en abogar por cualquier derecho que se encuentre siendo transgredido dentro de los procedimientos judiciales, administrativos o dentro del carácter legislativo, por lo que vela porque haya un orden jurídico nacional contra las violaciones realizadas por cualquier tipo de autoridad siempre y cuando estas afecten al individuo de manera personal o colectiva.

Así lo menciona el Artículo 1: El juicio de amparo tiene por objeto resolver toda controversia que se suscite:

I Por leyes o actos de la autoridad que violen las garantías individuales.

II Por leyes o actos de la autoridad federal, que vulneren o restrinjan la soberanía de los Estados.

III Por leyes o actos de las autoridades de estos, invadan la esfera de la autoridad federal.

Juicio de amparo

Tipos de juicio de amparo

Dentro del juicio de amparo existen dos ramas que según el caso que compete, será necesario dictaminar el tipo de amparo que se precise desarrollar y son los siguientes:

Amparo directo

Cuando se trata de amparo directo, este ejercicio lo hace valer los Tribunales Colegiados de Circuito y en ocasiones específicas que lo demanden se necesita la presencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en donde se ejercen los siguientes dictámenes:

  • Procesamiento contra sentencias definitivas.
  • Laudos, decisiones de litigios en materia laboral.  
  • Resoluciones que pongan fin al juicio.
  • Dictados por tribunales judiciales.
  • Administrativos o del trabajo.

Amparo Indirecto

El amparo indirecto se encargan de resolverlo los Juzgados de Distrito y dependiendo de los casos a veces hasta los Tribunales Unitarios de Circuito, en este tipo resolución se ven los siguientes casos:

  • Leyes, tratados internacionales o reglamentos que causen daño.
  • Actos de tribunales fuera de juicio o después de haberse dado por terminado.
  • Actos mencionados en un juicio que, de ejecutarse, no puedan ser reparados.
  • Leyes o actos de la autoridad federal que vulneren la soberanía de los Estados o bien se da el caso de invasión a la esfera de competencia de la autoridad federal. 
  • Resoluciones del Ministerio Público que confirmen el no ejercicio o el desistimiento de la acción penal.

Dentro de un juicio de amparo se implican

El juicio de amparo únicamente puede procurar a la parte a quien perjudique la ley, el tratado internacional, el reglamento o cualquier otro acto que se esté exigiendo y la representación puede llevarse a cabo por un tercero que sirva de defensor, o por otro legal que sirva de defensa.

Dentro de un juicio de amparo hay una serie de divisiones que se encuentran en el artículo 5 fracción II en donde se establece que tiene tal carácter quien, con independencia de su naturaleza formal, dicta, ordena, ejecuta o trata de ejecutar el acto que crea, modifica o extingue situaciones jurídicas en forma unilateral y obligatoria, son las siguientes:

Quejoso 

Dentro de esta sección el quejoso se le menciona como el titular de un derecho subjetivo o de un interés legítimo individual o colectivo y tiene el derecho de ampararse para poder reclamar una violación de sus garantías individuales siempre y cuando pueda citar la norma, acto u omisión reclamados. Por lo que puede considerarse al quejoso como el demandante dentro de un juicio de amparo que busca la protección de la Justicia Federal.

Se considera de término quejoso cuando los sujetos cumplen las siguientes características dentro de un juicio:

  • Dos o más quejosos cuando la afectación venga de distintos actos pero de una misma autoridad.
  • Actos que provengan de tribunales judiciales, administrativos o agrarios, el quejoso tiene la obligación de aducir ser titular de un derecho subjetivo que afecte de manera directa o indirecta.
  • La ley determinará si la víctima del delito cumple con los caracteres de quejoso.

Autoridad responsable

Esta es la parte responsable del Estado y quien posee el poder de decidir  durante el juicio, por lo que la autoridad responsable puede modificar o extinguir situaciones jurídicas. 

Aquí dentro todas aquellas autoridades ya sean federales, estatales, municipales, legislativas, judiciales, de derecho o de facto se les concede ese marco de autoridad responsable pero serán tomadas en cuenta siempre y cuando sean capaces de atender los actos bajo las circunstancias que dicta la ley.

Tercero interesado

Se le dice al tercero interesado por haber una persona física o moral que sin ser parte del juicio de amparo tiene un interés en la acción que se reclama y que los derechos subsistan y se niegue el amparo que el quejoso reclama.

En el artículo 5 de la fracción III se menciona que se puede intervenir en el juicio de amparo como tercero interesado:

  • Quién tenga interés jurídico.
  • Cuando la contraparte del quejoso emane de un juicio del orden judicial, administrativo, agrario o del trabajo.
  • En materia penal cuando la víctima del delito tenga derecho a la reparación del daño.
  • En materia penal de indiciado o procesado.
  • La intervención del Ministerio Público en el procedimiento penal siempre y cuando este no ejerza como carácter de autoridad responsable.

Ministerio público federal

El Ministerio Público Federal es la institución que tiene como finalidad defender los intereses sociales o del Estado, por lo que parte de su obligación es estar presente en todos los juicios e interponer los recursos que señala esta Ley. Así se dicta su designio dentro del juicio de amparo que se encuentra en los artículos 107 fracción XV de la Constitución Federal, como en el artículo 5 de la Ley de Amparo donde se señala su participación en cada juicio a excepción de que se le considera que carezcan estos de interés público.

 ¿Cuándo se inicia un juicio de amparo?

El principio de instancia de cuando debe iniciar un juicio de amparo, se fundamenta en el artículo 10, fracción I constitucional en donde se señala “El juicio se seguirá siempre a instancia de parte”.

No hay excepciones, de cualquier otra forma el amparo no puede oficiarse, no basta con la petición inicial de amparo plasmada en la demanda, es necesario que el afectado lo impulse periódicamente para que no haya inactividad procesal, este acto es considerado un principio independiente y que debe ejercerse para que el juicio de amparo se de en tiempo y forma.

¿Cuándo procede el juicio de amparo?

El amparo puede proceder cuando durante un proceso penal, el juez emita una resolución arbitraria y por ende no admite las pruebas que la defensa obtiene para el juicio, por lo que se dice que el juicio de amparo procede cuando se deja en un estado de indefensión, obteniendo un fallo final.

¿Quién puede promover un juicio de amparo?

En el Artículo 4 se señala que únicamente el juicio de amparo puede promoverse por la parte a quien perjudique la ley o cualquier otro acto que se reclame, se puede promover por sí mismo o solicitar un representante cuando se trate de un acto de causa criminal.

En conclusión el juicio de amparo al ser un medio de defensa consagrado por la Constitución permite que nuestros derechos se salvaguarden de cualquier abuso de autoridad y sean revisados por tribunales federales por vías legales.

La facturación electrónica en México tuvo su origen en el 2004, cuando el Servicio de Administración Tributaria mejor conocido
En la Antigua Roma, tras el fallecimiento de un familiar, las funciones del heredero no solo se limitaban a